Hemeroteca — 11 junio 2011

Dice la Real Academia Española en su definición de escaparate: » Lugar o circunstancia en que se hacen muy patentes las características de
alguien o de algo»… pero que hay detrás de esa persona o lugar, ¿es realmente lo que se muestra? ¿qué se esconde detras de cada actitud, detras de todo este escaparate que no es otro lo que los politicos, instituciones, y las personas públicas nos muestran?

Todos tenemos nuestro propio escaparate, es normal y lógico, unos para aparentar, otros para disimular, unos para pasar desapercibidos, otros para hacerse notar y uno propio y latente del ser humano, «nadie quiere ir desnudo en el sentido humano y personal, mostrando al mundo lo que cada cual quiere llevar dentro».

Esta página no pretende dislumbrar nada humano o personal de cada intimidad propia del ser, solo pretende ver que se esconde detras de cada acontecimiento, noticia, politica, etc que pone ante nuestro ojos un inmenso escaparate para hacernos llegar su mensaje y si realmente todo eso que exponen es verdad o es simplemente un señuelo para hacernos caer en sus sauces, sean politicas o comerciales o es para conseguir las ansias de poder innata en el sentimiento humano.

Dicen que detras de los escaparates hay de todo, sinceridad y engaño, luchas y amores, pero  ver lo que hay detras lo que está tan escondido y se cuece entre bastidores de entre quienes lo diseñan, es complicado.   Los que ejercen o aspiran al poder saben que el pueblo vive de escaparates, cuando hay riqueza por doquier colocan escenarios suntuosos y no esconden su opulencia quienes lo promocionan, en tiempo de crisis dicen vender a precio de costo, no ostentan y dicen ser solidarios, esta vez la opulencia queda detras del escaparate.  Esta sociedad está llena de escaparates y no precisamente de tiendas.

Aquello que descubran algo pueden mandarme un correo a periodista@camasdital.es

Saludos, Cameros

Un abrazo

 

Articulos Relacionados

Compartir

Sobre el autor

ESTUDIO FOTOGRÁFICO EN CAMAS SEVILLA

(0) Comentarios

Deja un comentario