Al igual que el pasado 14-M, ayer, 19-J, asistí gozoso a la pacífica, festiva y educativa manifestación de Sevilla, en la que descubrí una vez más el alto grado de conciencia social y personal de los manifestantes ante el evidente hecho, de que aquella Democracia que muchos de mi edad soñábamos en los años setenta del pasado siglo, ha terminado por convertirse en un jueguecito de representaciones y privilegios para los profesionales de la política, de forma que los poderes económicos y sus aliados ideológicos y políticos vayan poco a poco o de un manotazo, robándonos los derechos sociales y de participación democrática que tanta sangre, sudor y lágrimas han costado conseguir.

También vengo observando que algunos militantes e incluso dirigentes de partidos de izquierda (yo no pertenezco a ningún partido) no sólo ven con mucha simpatía las propuestas del DRY (http://www.democraciarealya.es/?page_id=234), sino que además se identifican plenamente con ellas, llegando a afirmar en algunos casos que sería perfectamente asumibles por los partidos a los que pertenecen.

No sé si eso es de verdad o si procede de esa tendencia a fagocitar, patrimonializar o barrer para adentro todo aquello que venga bien a los intereses de cualquier organización burocrática, pero lo cierto es que tal y como yo lo veo, las propuestas de DRY, están sin duda muchísimo más fundadas y expresadas en el ámbito de lo que podría denominarse una izquierda social no burocrática. En cualquier caso si el tema de la derecha y la izquierda se reduce a ir votar cada 4 años entre dos partidos, conmigo que no cuenten, porque visto lo visto eso no es más que un baile de cambios para que todo siga más o menos igual (recuerda a Cánovas y Sagasta que salían a base de clientelismo y sin la mitad del electorado). Creo que ya he vivido mucho como para entender que no se pueden pedir peras al olmo y que no por mucho madrugar amanece más temprano, por eso creo que tal vez estemos asistiendo a una nueva forma de hacer política, a un germen de redes microinstitucionales antiburocráticas que podría dar lugar a instituciones nuevas o a partidos políticos de una naturaleza organizativa diferente. Realmente no lo sé… pero el principio de incertidumbre de Heisenberg no solamente funciona en las partículas subatómicas.

Sin embargo y compartiendo todos y cada uno de los puntos de la propuesta de DRY, creo que el problema reside en como hacer posible y visible en lo concreto y en el espacio ciudadano que habitamos la fuerza de la razón (distinto a la razón de la fuerza, ya sea de la cachiporra, de la manada, de los bancos o de la industria de la conciencia) que estas propuestas contienen.

Refiriéndome por el momento al primer punto sobre “Eliminación de privilegios de la clase política” ¿Qué supone esto para las personas que se dedican profesionalmente a la política en Camas o en cualquier otro municipio? A mi juicio y aplicando las propuestas de DRY significaría lo siguiente:

  1. Control estricto del absentismo de los cargos políticos. Es decir, establecimiento de un régimen de horarios, asistencias, competencias, funciones y tareas controladas permanentemente por la Comisión de Gobierno Municipal y evaluadas semestralmente por el Pleno Muncipal, realizando para ello un estado de balance de las gestiones llevadas a cabo, de los objetivos cumplidos y por cumplir, así como de las dificultades encontradas en su consecución.Si un cargo público está siendo pagado con mis impuestos yo tengo también el derecho a exigir, no sólo que cumpla el programa por el que se presentó, sino especialmente que trabaje, que rinda, que produzaca, que sea digno del salario que los ciudadanos le permitimos que cobre. Y esto significa justificar ausencias, dar cuenta de las presencias, evaluar competencias, etc…
  2. Control y evaluación de los servicios que se ofrecen a la ciudadanía (trabajos de las Delegaciones), así como del programa electoral al que el o los partidos gobernantes y de la oposición se han comprometido. Estar en la oposición no es sentarse para oponerse a todo, o para verlas venir a ver como cae solo el higo de la higuera, ni mucho menos a poner en dificultades al Gobierno para que cometa errores. Es indudable que el Gobierno es siempre el mayor y el máximo responsable, pero también tiene responsabilidad la Oposición cuando no presenta propuestas alternativas, cuando no coopera en situaciones de emergencia o cuando no estudia y se prepara bien sus tareas. Para evitar esto, pienso que podría establecerse un Libro de Quejas y Reclamaciones o un Buzón de Sugerencias (Aplaudo, Critico, Sugiero) que estuviese permanentemente abierto para toda la ciudadanía en un lugar visible del Ayuntamiento y del que se debería dejar constancia en el Pleno Municipal, al menos trimestralmente (¿Por qué va a haber evaluaciones trimestrales solamente para los alumnos de las escuelas e institutos y cuatrienales para los políticos?). Igualmente debería haber un procedimiento para que cualquier ciudadano pudiera hablar, opinar, solicitar cualquier asunto en vivo y en directo en los Plenos Municipales, porque aunque los Plenos los pongan por las tardes, si la ciudadanía no puede hablar, pues sería como aprender democracia a base solamente de escuchar.
  3. Sanciones concretas para aquellos cargos políticos que no asistan a las reuniones o que no cumplan con las competencias a las que se han comprometido en sus Concejalías. Claro que para esto debería existir una especie de Contrato-Compromiso escrito que pudiera ser evaluable (lo que no se evalúa se devalúa) como es lógico por el Alcalde que es en todo caso el máximo responsable de la Gestión Municipal.
  4. Supresión o eliminación de cualquier tipo de privilegio, bonificación, prebenda o ventaja asociada al cargo. Nada de regalitos, entraditas, comiditas, copitas, tapitas, invitaciones, descuentos o cualquier tipo privilegio por razón de cargo. El que quiera cervecita que se la pague de su bolsillo como todos los ciudadanos. Claro que para esto hay que recurrir tanto a la conciencia individual de cada persona como a la necesaria transparencia de la gestión. Sería muy necesario y estimulante que todos los concejales hicieran públicos sus patrimonios y sueldos, pero informando ampliamente a toda la ciudadanía en Boletín Informativo del Gobierno Muncipal (inadecuadamente llamado “El Periódico de Camas”). En este sentido también podría sugerirse que nada de puestos, cargos, nombramientos o menciones honoríficas por razón al cargo. Nunca podré entender como un Alcalde o Alcaldesa tiene que llevar la Vara o el Bastón de Presidencia de una Asociación, Hermandad o Grupo Religioso, porque un Alcalde representa a todos los ciudadanos y no a los de una determinada religión, creencia o adscripción asociativa o deportiva, claro que otra cosa es la persona indidividualmente considerada. Es decir: tolerancia cero con cualquier tipo de privilegio por el hecho de dedicarse profesionalmente a la política.
  5. Eliminación de cualquier tipo de inmunidad asociada al cargo. Imprescriptibilidad de los delitos de corrupción. Dimisión inmediata como exigencia de responsabilidad política inicial en el caso de procesamiento o imputación por cualquier delito ya sea de corrupción o de otra índole. En el caso de Camas esto es especialmente importante dado que ex-concejales han estado presuntamente implicados en casos de corrupción o de financiación ilegal de actividades políticas.
  6. Reducción de los cargos de libre designación y transparencia total, tanto de sus funciones como de sus salarios. No sé cuantos cargos de libre designación hay en esta legislatura, pero en el supuesto de que haya 11 concejales profesionales y 11 cargos de libre designación, creo que es demasiado, por ello sería muy bueno y operativo que en vez de trabajar por Delegaciones especializadas (la especialización burocratiza y desdemocratiza) se trabajase por Áreas tratando de aprovechar mucho más los recursos humanos disponibles (los funcionarios municipales). Lo mismo con 6 Áreas y un asesor o coordinador por cada una, más el trabajo en equipo de todos los concejales del gobierno, pues habría más que suficiente.

Juan Miguel Batalloso Navas

 

Nota.- CamasDigital no se hace responsable ni tiene por que compartir las opiniones públicadas en esta sección, son opiniones personales o de colectivos que colaboran en el apartado. En la diversidad está la cultura democrática y este apartado de Opinión está abierto a todas las sensibilidades políticas.

 

Por CamasDigital

DIARIO PROGRESISTA DE CAMAS (SEVILLA)

Deja una respuesta