El matador de toros Camero, Esaú Fernández y el apoderado Antonio Corbacho han decidido romper la relación profesional que mantenían desde el pasado mayo a raíz de la triunfal alternativa del diestro de Camas (Sevilla) en la Feria de Abril de Sevilla, en la que cortó dos orejas.

Corbacho sustituyó en mayo al equipo formado por Jesús Rodríguez de Moya y Javier Chopera, que permanecieron sólo cuatro meses con Esaú Fernández.

Las razones de esta nueva interrupción de la relación profesional obedecen a las diferencias de criterio surgidas entre el torero y el apoderado.

Así, Esaú Fernández era partidario de actuar y “rodarse” en el máximo número de plazas posibles, mientras que Corbacho se decantaba por una planificación de la temporada más medida que incluyera sólo plazas de gran responsabilidad.

Desde mayo, el diestro sólo se ha vestido de luces en la feria de San Fermín, en la que no le fueron bien las cosas.

El matador ha mostrado su agradecimiento a Corbacho aunque ha precisado: “Así no podíamos seguir; aunque es una buena persona no compartíamos la misma filosofía”.

Por CamasDigital

DIARIO PROGRESISTA DE CAMAS (SEVILLA)

Deja una respuesta