Ya a las ocho de la mañana se escuchaban cohetes anunciando a los Rocieros que hoy es su día de partida. En la puerta de la Iglesia Santa María de Gracia los Bueyes con la carreta del simpecao esperaban ansiosos que el baluarte de su Hermandad posara sobre el centro de una carreta llena de flores y varales de plata.  La Iglesia a pesar de ser las ocho de la mañana abarrotada de cameros en esta misa que anuncia y alienta a los debotos de la Blanca Paloma, que hoy es su gran día, que año tras año, generación tras generación van cumpliendo con el ritual de llevar su simpecao hasta los pies de la Virgen de Los Dolores de Camas y alli en una misa Rociera solemnizar este acto de fe.

Al acabar la ceremonia religiosa, las campanas anunciaban cantares de marismas, con el sonido latente del tamboril que acompasados toca los inconfundibles ecos del Rocio.

Ahora les toca el camino, unos andando, pocos a caballo y muchas carretas que servirán de dormitorio a Cameros en todos estos días de fervor y penitencia ante la Blanca Paloma, pronto oleran a romero, jaras y pinos y las arenas apareceran en sus pies mascando ese polvoriento viento de las marismas, hasta el anochecer…donde las candelas, cantes, estrellas, grillos y ruiseñores seran nanas de cuerpos cansados y agotados por el camino y por sus cantares.

El Simpecao salió de Camas, las campanas dejaron de sonar y el ruido de cascos de caballos y carruajes ya no se escuchan en la lejanía, ya solo se escucha la música de coches y ruidos de motores que vuelven a circular por Camas… ellos, los Rocieros, rumbo a Las Marismas “Buen vieje Cameras y Cameros Rocieros”…

 

GALERÍA FOTOGRÁFICA DE LA SALIDA DE LA HERMANDAD DEL ROCIO DE CAMAS

 

Por CamasDigital

DIARIO PROGRESISTA DE CAMAS (SEVILLA)