Según fuentes de la Asociación, esta ha presentado alegaciones al Plan de Estudio de detalle La Travesía, donde se encuentra la Escuela Taurina y pasaba el antiguo ferrocarril minero de Cala. Pero también pasa soterrado, el arroyo Montijo al que se une el arroyo Alfileres justo antes de la entrada al canal.

En sus alegaciones, el colectivo conservacionista reclama “medidas” de protección ante posibles crecidas de los arroyos Alfileres y Montijo, cuyo encauzamiento se localiza en el área de influencia de la nueva zona comercial que tambien se pretende construir y promovido por la sociedad ‘Sierpes Rentas’ bajo el título ‘Centro Comercial La Travesía de Camas’ y aprobado de forma inicial el pasado mes de julio.

Según las alegaciones de ADTA, fechadas el pasado 16 de agosto, este estudio de detalle tiene como destino “completar o adaptar las determinaciones del planeamiento vigente” sobre una zona del suelo urbano de Camas cercana al arranque de la carretera autonómica A-8077, para “la creación de un centro comercial de tamaño medio dedicado a plaza de abastos”. En el ámbito de afección del estudio de detalle, según la organización conservacionista, está enclavada una infraestructura hídrica correspondiente al encauzamiento de los arroyos Alfileres y Montijo, cuya cuenca se prolonga además por los términos municipales de Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán.

Al respecto, según ADTA de que los arroyos Alfileres y Montijo “concentran su riesgo de avenidas en el municipio de Camas, al concentrar ambas cuencas hidráulicas en un mismo trazado”, aspecto que además “se agrava al presentarse encauzado en su encuentro con el suelo urbano”. Por eso, la Asociación para la Defensa del Territorio del Aljarafe reclama “medidas” para que, “en caso de avenidas o problemáticas mayores, se tiendan a minimizar las consecuencias de un futurible impacto en otros usos allí establecidos”.

ESTUDIO DE DETALLE DEL PROYECTO

ALEGACIONES ADTA

Por CamasDigital

DIARIO PROGRESISTA DE CAMAS (SEVILLA)

Deja una respuesta