Publicado por CAMAS_FUTURA, el 27 de Agosto de 2008 a las 21:26

Creerse invencibles y ver enemigos en todas partes es común entre los gobernantes.

El síndrome responde más a una denominación sociológica que propiamente médica, aunque los galenos son conscientes de los efectos mentales del poder. El psiquiatra Manuel Franco, jefe de Servicio del Complejo Asistencial de Zamora, explica lo que pasa con los líderes políticos.

“Una persona más o menos normal se mete en política y de repente alcanza el poder o un cargo importante. Internamente tiene un principio de duda sobre si realmente tiene capacidad para ello. Pero pronto surge la legión de incondicionales que le felicitan y reconocen su valía. Poco a poco, la primera duda sobre su capacidad se transforma y empieza a pensar que está ahí por méritos propios. Todo el mundo quiere saludarle, hablar con él, recibe halagos de belleza, inteligencia… y hasta liga”.

Esta es sólo una primera fase. Pronto se da un paso más “en el que ya no se le dice lo que hace bien, sino que menos mal que estaba allí para solucionarlo y es entonces cuando se entra en la ideación megalomaniaca, cuyos síntomas son la infalibilidad y el creerse insustituible”. Para el doctor Franco, es entonces cuando los políticos “comienzan a realizar planes estratégicos para 20 años como si ellos fueran a estar todo ese tiempo, a hacer obras faraónicas o a dar conferencias de un tema que desconocen”.

Pero no queda aquí la cosa. Tras un tiempo en el poder, los afectados por el ‘Hubris’ padecen lo que psicopatológicamente se llama ‘desarrollo paranoide’. “Todo el que se opone a él o a sus ideas son enemigos personales, que responden a envidias. Puede llegar incluso a la ‘paranoia o trastorno delirante’, que consiste en sospechar de todo el mundo que le haga una mínima crítica y a, progresivamente, aislarse más de la sociedad. Y, así, hasta el cese o pérdida de las elecciones, donde viene el batacazo y se desarrolla un cuadro depresivo ante una situación que no comprende”, concluye Franco.

Aparte de los síntomas evidentes, la neurociencia no ha encontrado aún las bases científicas que expliquen este síndrome. Además, como reconoce el doctor Franco, “es difícil tratarlo o evitarlo, sobre todo porque quien lo padece no tiene conciencia de ello”.

He querido empezar con este artículo del psiquiatra de Manuel Franco para intentar comprender las declaraciones vertidas de Juan Pazos en el Diario de Sevilla, porque despues de ver el desarrollo en estos útimos meses de los acontecimientos políticos de nuestra localidad y ver como los fantasmas afloran en nuestro primer edil sospechando de todo el mundo, no me cabe mas que pensar que el Sr. Pazos tras este tiempo en el poder sino esta afectado por el “Hubris”, dicendo de antemano que no entiendo nada de psicología, si se le asemeja en cuanto a sintomología a este sindrome tan extendido entre los políticos.

Ultimamente el Alcalde Camas ve fantasmas por todos lados, cada cual es libre de tener los que quiera, pero de ahí a inventarse reuniones conspirativas por doquier e involucrar a personas o partidos de sus males políticos o sospechar y calificar como enemigo político ante una minima critica a todo aquel que no este conforme con su manera de hacer política, es tremendamente lamentable.

Ahora, el regidor afirma que ha habido un miembro de su gobierno, de la confianza de Pavón, que se ha reunido “a espaldas del consejo local y la asamblea de Izquierda Unida” con miembros del PSOE para tratar asuntos con los que, como alcalde, no está acuerdo. En la cita -siempre según el testimonio del alcalde de Camas- se habría planteado también su sucesión. La persona de IU que asistió a esa reunión le informó directamente…

Aqui parece ser que la historia de fobias y conspiraciones cuando no se cumplen los deberes como políticos, tratan de involucrar al vecino en vez de realizar autocriticas del por qué efectivamente miembros de su partido, si ser los fantasmas que el se inventa, le estan exigiendo que cumpla con su deberes de gobernante como representante de una Coalición que tiene sus órganos y compromisos políticos.

¿A que viene involucrar tambien al Psoe, siendo totalmente incierta esa información?

Al PSOE de Camas, le dá igual que sea Pazos, como quien quiera que sea en un futuro si asi lo decide los órganos de IU, quien sea el Alcalde de Camas.

El PSOE, lo único que esta exigiendo son los cumplimientos del acuerdo de gobernabilidad al que se llegó tras la ruptura de IU con el Partido Popular, que no son otros que democratizar, consensuar y dar estabilidad política al municipio.

Por favor que empieze a trabajar y a cumplir por que nada de lo acordado por parte de IU se está cumpliendo y mucho me temo que el freno lo está poniendo el Sr Pazos y sus llamados ediles leales y de ahi el descontento de muchos militantes y concejales de su partido que le exigen responsablemente que los cumplan.

Aqui no hay fantasmas, y hasta me atrevo a decir que ni siquiera en su partido los hay, las discrepancias entre ellos son formas de entender la política de una manera distinta a la que el Sr, Pazos la intepetra y son ellos, sin involucrar a nadie y sin tanta parafernaria de medios los que deben de solucionar sus problemas políticos.

Dejen al PSOE fuera de vuestras guerras, donde mezclais lo politico con lo personal y aplicar por ejemplo el compromiso de que las contrataciones todas pasen por el Servicio Andaluz de Empleo como no se ha hecho en estas últimas contrataciones. Dignificar y poner medios a los Concejales de la oposición para que puedan cumplir con su labor, como se aprobó en el acuerdo el cual tampoco se ha cumplido. Haced trabajad a las Comisiones para que de una vez por todas con criterios de austeridad y servicios al ciudadano, se aprueben los presupuestos. Estructurar el ayuntamiento para que la crisis que ya algunos ayuntamientos estan sufriendo con la consecuencia del paron inmobiliario, nos afecte lo menos posible…Sr. Pazos ¿no crees que en definitiva es eso lo que te estan exigiendo tus propios compañeros los cuales tu tachas de enemigos?

Resolved vuestros problemas por el bien de Camas e independientemente seguid trabajando… este pueblo no se puede permitir “cacareos de hubris”.

Saludos

Por CamasDigital

DIARIO PROGRESISTA DE CAMAS (SEVILLA)

Deja una respuesta